Pasa página

Alguien me dijo hace unos días que cuando pasa página, se afeita. Utilizó mal la expresión. No quería decir lo que quiere decir. Pero se afeitó, como quien se propone cambiar aquellas características que no le hacen tan feliz, o no le aportan tanta estabilidad. Algo así.
Hoy me he preguntado cómo paso página yo. He encontrado la respuesta, claro que sí. Y lo he llevado a cabo. Por supuesto, me refería a cambiar algo que no me gusta. He aprendido que podemos usar la expresión también para eso. ¿Por qué seguir cerrándome a aquello que conozco, si se me abren las puertas de un mundo inmenso alrededor?
Al final, somos momentos. Somos lo que pensamos por la noche, cuando ya nos hemos tumbado en la cama con objeto de dormir. Somos esa última idea que atraviesa la mente y, afortunadamente, a veces nos hace sonreír.

Sigo confiando en el plan, aunque hoy no tenga tanto sentido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s