Los números ordinales

¡Hola a todos! Bienvenidos a Impara lo spagnolo de nuevo. Vamos, hoy, a ver los números ordinales.

Evidentemente por orden, intentaremos hacer todos del uno (1) al veinte (20), y de ahí en adelante veremos las decenas. Vamos con ellos: primero (1º), segundo (2º), tercero (3º), cuarto (4º), quinto (5º), sexto (6º), séptimo (7º), octavo (8º), noveno (9º), décimo (10º). ¡Seguimos: undécimo (11º), duodécimo (12º), decimotercero (13º), decimocuarto (14º), decimoquinto (15º), decimosexto (16º), decimoséptimo (17º), decimoctavo (18º), decimonoveno (19º), vigésimo (20º)! Tened en cuenta que todos estos números (decimosegundo, decimotercero, decimocuarto, etc.) se escriben juntos: es una sola palabra. De ahí en adelante:
– 30º trigésimo
– 40º cuadragésimo
– 50º quincuagésimo
– 60º sexagésimo
– 70ª septuagésimo
– 80º octogésimo
– 90º nonagésimo
– 100º centésimo
– 202º ducentésimo segundo (200º=ducentésimo + 2º= segundo)
– 500º quingentésimo
– 300º tricentésimo
– 400º cuadringentésimo
– 900º noningentésimo
– 1000º milésimo
– 2000º dosmilésimo
– 1 000 000 millonésimo

Cómo verás es muchísimo más fácil de lo que parece pero repítelo hasta que lo memorices. Lo importante es hacerte con una lista completa para verlos escritos. El truco es, como siempre, repetirlo una y otra vez hasta que lo tengamos muy, muy claro. Eso sí, debéis saber que prácticamente no utilizamos algunos de ellos, salvo en situaciones muy particulares (que estemos en un ámbito de matemáticas, de ciencia, trabajando con cifras muy grandes, …). Lo que sí es muy básico y necesario es que sepáis, sobre todo, del 1º al 10º.  

Muchas gracias por leerme. ¡Para dudas, comentarios y/o cualquier otra cosa, dirígete a la sección “Contacto”! Estaré feliz de responderte.

¡Hasta pronto!

¡Podcast para reforzar nuestro aprendizaje de español!

Causa, consecuencia y finalidad🔥 Impara lo spagnolo

¡Hola a todos! Ciao a tutti! 🌼Hoy vemos cómo expresar la causa (porque, por, como), la consecuencia (por eso, por lo tanto) y la finalidad (para). 🌿Espero que os sea útil y, si tenéis cualquier duda, podéis escribirme en http://www.atomarporletras.com/contacto ¡Un inmenso abrazo!
  1. Causa, consecuencia y finalidad🔥
  2. Hoy vemos los usos más básicos del subjuntivo📚
  3. ¡Género del sustantivo!🌼Il genere del sostantivo!
  4. ¡Hablamos de la Navidad! Parliamo del Natale!
  5. ¡Los números ordinales! I numeri ordinali in spagnolo! 🇪🇦

Las preposiciones de tiempo

¿Qué es una preposición? Una clase gramatical cerrada. Según la Nueva gramática de la lengua española (2010: 557), consiste en una palabra variable y normalmente átona, cuya principal función resulta la de introducir un complemento (término). 

Desde muy pequeño 

Desde: preposición.

Muy pequeño: término.

Este término puede ser un grupo nominal, adverbial, adjetival, incluso una oración subordinada.

Una particularidad del español, es que la preposición debe ir siempre antes del término, y no al contrario. Forma así un grupo preposicional (preposición + término).

¿Para qué sirve?

  • Modifica clases de palabras (como verbos o sustantivos).
    • Bailo (este es el verbo que va a modificar) con su padre.
    • Estudio (verbo que modifica) en la universidad.
    • Casa (sustantivo a modificar) de muñecas.
  • Cumple la función de atributo o complemento predicativo.
    • Es para ti.
    • Se examinó con cierta inseguridad.
  • Constituir un elemento argumental (función de complemento de régimen).
    • Confianza en tu persona.
    • Ganas de aprender.

¿Cuáles son las preposiciones?

“A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, por, según, sin, so, sobre, tras, versus y vía” (RAE, 2010: 558).

Cabe y so están en desuso y solo las encontraremos en contextos literarios.

¡Un pequeño paréntesis! No debemos confundir una preposición con una locución preposicional. Estas últimas son “agrupaciones de palabras que adquieren conjuntamente el sentido y el funcionamiento gramatical de las preposiciones, como a causa de, en orden a, por culpa de, bajo pena de,….)” (RAE, 2010: 560). Además, tienen significados más específicos que las preposiciones simples que estamos estudiando.

¿Y cuáles son las preposiciones de tiempo?

  • A: Ubicación temporal.
    • Salgo del trabajo a las cuatro.
  • De: origen temporal.
    • De mayo a junio tenemos exámenes.
  • Desde: punto de partida de una situación.
    • Desde ayer estoy muy nerviosa.
    • Me enamoré de ti desde que te ví.
  • En: ubicación en el espacio temporal.
    • En un mes te veo.
    • En un mes no pude leer nada sobre ese tema.
      • Puede tener el sentido de “dentro de un mes”, o “durante un mes”. 
  • Entre: con sustantivos temporales.
    • Entre los cuatrimestres hay muchos exámenes.
    • Entre abril y junio tengo planeados dos viajes.
  • Hacia: orienta hacia un punto indeterminado temporal.
    • Hacia las doce del mediodía sonará el cañonazo.
  • Hasta: tiempo límite de una acción o situación.
    • Hasta mañana podéis entregar el trabajo.
  • Para: Destino en el sentido temporal.
    • Para el viernes, tendremos estudiado el tema.
  • Por: en el español americano.
    • Estudiaré en el país por dos años.
  • Sobre: ubicación temporal aproximada.
    • Sobre el quince de febrero.
  • Tras= después de.
    • Tras dos legislaturas, los españoles no le querían más tiempo en el gobierno.

 

¡Espero que  haya quedado un poquito más claro y resulte fácil de entender! Si tenéis alguna duda, por favor haced la pregunta. Estaré más que feliz de intentar resolverla.

 

Complemento directo, transitividad,…

¡Hola, hola! Como estudiante de filología, a veces recibo preguntas de todo tipo. Algunas me divierten, otras me hacen pensar, me enfadan, o todo a la vez. Así que he decidido ir poco a poco resolviendo pequeñas dudas (siempre contrastando previamente la información). Espero que así queden algunas cosas claras, otras cristalinas, y algunas sean incluso sorprendentes para vosotros. Yo tengo que admitir que no hay día que no me sorprenda con algún pequeño descubrimiento.

Hoy vamos a tocar un punto conflictivo para más de uno: el complemento directo. Que si en una región metemos un “lo”, que si en la otra “le”, y ya en la tercera ponemos los dos, y añadimos el “la” indistintamente. Al final, el propio español no sabe hablar.

¿Qué es un complemento directo? Una palabra, o un grupo de palabras, que vamos a llamar ARGUMENTO. Ese argumento tiene una función determinada, y es aportar la información necesaria para que nuestro predicado tenga sentido.

Marta come lentejas.

Marta: sujeto.

Come lentejas: predicado.

¿Qué come Marta? Lentejas. Os presento a vuestro complemento directo.

Cariño, dime algo bonito.

En esta oración, “cariño” es un vocativo. A esto dedicaremos otro capítulo.

Dime algo bonito es el predicado. ¿Qué me dices? Algo bonito: complemento directo.

Sabemos que podemos sustituir estos complementos directos (en adelante, CD) por lo, la, los, las (pronombres átonos acusativos de tercera persona). “Cariño, dímelo“. “Marta las come”. Y también sabemos que a menudo no lo tenemos tan claro.

Dos amigos maravillosos me preguntaban ayer: “¿Se dice la hablo o le hablo? ¿Lo como o le como?“. A partir de hoy, no hay más dudas. Aprendemos un nuevo concepto: transitividad. Hay verbos que necesitan un complemento que los acompañe, para tener significado. Esos son los verbos transitivos. Aquellos que no necesitan un complemento, son intransitivos.

Lorena bostezó. –> INTRANSITIVO

Raúl cuidó… ¿Cuidó el qué? ¿De quién? –> TRANSITIVO

También tenemos algunos verbos que son transitivos y, sin embargo, pueden usarse en un modo intransitivo.

Estamos todos durmiendo la mona.

Ayer dormíamos plácidamente.

Será fácil que llegados a este punto razonemos que: “La hablo” no tendría sentido, a no ser que “la” sustituyese un complemento directo como “la lengua española”.

Hablo la lengua española. La hablo. ¿Qué hablo? La lengua española.

En el caso de decir “le hablo”, nos referimos a una persona. El verbo hablar no precisa de ningún complemento para tener sentido, aunque podamos añadirlo.

Hablo a Marco. ¿Qué hablo? No hay complemento directo. ¿A quién hablo? A Marco. Esto es un complemento indirecto, del que hablaremos más adelante y que se sustituye por le. Le hablo.

Lo como”: “como el filete”. ¿Qué como? El filete.

Si entendiéramos como posible un “le como”, es decir, un complemento indirecto, estaríamos respondiendo a la pregunta: ¿A quién como?